Marruecos, rumbo al desierto. Consejos, ruta y experiencia

Marruecos, rumbo al desierto. Consejos, ruta y experiencia

Reading Time: 11 minutes

 

En cualquier viaje a Marruecos, entre otras cosas, la visita al desierto de Merzouga es una excursión obligatoria. Aquí os traigo mi experiancia, ruta y consejos para poneros Rumbo al Desierto.

Hay muchas opciones para poder visitar el desierto, además si os encontráis en Marrakech, simplemente andando por la medina os vais a encontrar un sin fin de agencias con ofertas para ver las dunas al amanecer y anochecer… Los precios pueden variar, los puedes encontrar desde 65€ a 150€. Y os preguntaréis qué varia tanto el precio. Pues las razones son varias, la primera y para mi la que mas peso tiene: la agencia se lleva su parte del pastel, por supuesto.

Otra de las razones es la calidad del alojamiento en vuestra excursión, o al menos eso es lo que te venden. Aunque si queréis que os sea sincera, y por experiencia, al final no tiene nada que ver así que yo cogería lo barato, ya que en mi grupo había gente que había pagado 60€ y otros 110€ y todos fuimos juntos, dormimos en las mismas condiciones…

Si nunca has alquilado ni reservado alojamiento con Airbnb, Mundo Mahalo te regala 34€ para tu primera reserva. Haz click AQUI o en el banner para acceder al descuento.

El paquete que mas os vais a encontrar es el de 3 dias 2 noches al desierto de Merzouga, el cual es el que mas os recomiendo ya que el lugar está cerca de “Mordor” y hay mas de 10h de viaje, y si se quiere hacer en 2 dias 1 noche, multiplica ese eterno viaje por 2, es una locura.

Pack de 3 dias 2 noches al desierto de Merzouga

 Dia 1. Salida de Marrakech. 8.00am. 

AÏT BEN HADDOU

Empezamos nuestra ruta direccion a Aït Ben Haddou, situada 30 kilómetros antes de llegar a Ouarzazate desde Marrakech. Ha sido filmada en decenas de ocasiones, incluyendo grandes producciones como Juego de Tronos, Gladiator, La Momia y la Joya del Nilo…

Diferencia entre ksar y kasbah
Kasbah: casa fortificada (¡o más bien caserón fortificado!) en la que vivían familias poderosas o clanes.

Ksar: poblado fortificado que agrupa multitud de casas de diferentes familias; la mayoría son casas humildes y a menudo dentro del ksar hay una o varias kasbahs.

Así que Aït Ben Haddou es un ksar dentro del que hay varias kasbahs.

Hay que saber que la visita al ksar de Aït Ben Haddou es gratuita. Entrar a la ciudadela, pasear por sus callejones y subir hasta la parte más elevada para disfrutar de la panorámica es gratis.

La entrada principal (¡y gratuita!) desde la carretera es a través del puente.

Otra manera de acceder al ksar de Aït Ben Haddou es cruzar el río atravesando un camino-puente hecho con sacos de arena. Como consejos y experiencia propia os diré que mejor cruzar por el puente que veis en la foto.

 
Atención para evitar timos – Consejos y experiencia

Nada más llegar al lugar, un guía se subió a nuestro microbus y sin apenas presentarse nos dijo que le siguiéramos, que el iba a ser nuestro guía en Aït Ben Haddou. Eramos 18 personas en la excursión, después de casi 5h de viaje, no dudamos en seguirlo aunque nos pareció un poco raro.

En Marrakech nos habían dicho que es normal encontrarte a guías en esa ciudad de barro pero al final del trayecto les dabas algo de dinero por su “trabajo” algo simbólico y ellos están siempre agradecidos.

Nos llevo a unos servicios “públicos”, 0.30€ (en los cuales hay que pagar siempre y nunca están limpios) y ya estábamos listos para empezar nuestro tour.

Nuestro guía, algo arrogante, evita el puente por donde todo el mundo estaba cruzando el río para acceder al Ksar. En su lugar nos conduce directamente a pié de río. Donde unos sacos de arena hacen de puente, algo difícil de cruzar para según que personas. Yo por ejemplo pude cruzar sin ayuda, pero en el caso de gente algo mayor, que necesitara ayuda, habían unos mozos dándote la mano ayudando a cruzar el río. Eso si, al final te pedían dinero.

Como curiosidad decir que es ¡un rio de agua salada!, ya que viene de la montaña donde abundan las sales.

Justo después de que todo el grupo consiguiera cruzar el río con o sin ayuda, nuestro guía empieza a hablar. Y lo que venía a decir no nos dejo a ninguno indiferentes.

EL GUIA DE AÏT BAN HADDOU

Apenas sabíamos su nombre, se limitó a decir:

-La visita guiada son 3€ por persona.

Todos callados, sin saber que decir ni qué hacer. Yo no. Muy cortésmente le pregunté.

-¿Perdone, si queremos hacer la visita sin guía, se puede, verdad?

Al hombre no le gustó mucho mi pregunta, a los demás pareció despertarlos un poco. Yo sabia que la ciudad se podía visitar sin guía y ese señor nos estaba exigiendo 3€ por persona. Cuando ni siquiera se había ganado ni nuestra atención ni nuestro respeto, después de forzarnos a pasar por el río, después de pedirle amablemente de ir por el puente, ya que había gente en el grupo que no podía por si sola. Sus respuestas fueron negativas en ambos casos.


Se ofendió por mi pregunta, a lo que me contestó:

-¡Si no quieres ver la ciudad, puedes volver a la furgoneta!

Todos seguían murmurando entre ellos algo desconcertados ya que pedirnos 3€ por persona para ver el lugar no tenia sentido. Lo sé, no es un precio desorbitado, pero me parecia un timo y yo cuando veo estas cosas,  no me puedo callar.

-Disculpe, yo si quiero ver la ciudad, pero no con usted.

-¡A la furgoneta te he dicho!

Ya me alteró y al alzarme la voz tuve que sacar mi carácter.

-Oye, yo he pagado ésta excursión como todos. También para ver el pueblo, con o sin guía, y ¡así voy a hacerlo! – y ya dirigiendome al resto del grupo, – ¡El que quiera unirse bienvenido es!

Y así fue, me fuí alejando del grupo sin mirar atrás. Escuchaba murmurar al guía en su idioma. Yo no entendia nada de lo que decía y no tenia intención de girarme, así que seguí hacia adelante.

Tuve que cruzar un huerto ajeno (quizás privado, nunca lo sabré) para entrar al ksar. Pero no había pérdida alguna. Había dejado atrás al guía arrogante y no podía estar mas orgullosa. Después, durante la visita al pueblo volvimos a ver a varios compañeros del grupo, que me comentaban que ellos también habían pasado del guía.

Hay un pequeño museo, simple y dejado, algo simbólico del lugar (1€). Ahí tienen también un cartel con todas las películas que se han filmado en Ait Ben Haddou. La verdad es que está todo en muy mal estado.

Todo el lugar es mágico, una ciudad levantada del barro, y desde arriba en lo alto de la colina hay unas vistas magnificas de postal.

Quizá no haya obtenido gran información sobre el lugar por ir sin guía pero cuando viajas y te tratan como billetes con patas en vez de como personas, se te quitan las ganas, la verdad. Al fin y al cabo, siempre nos quedaran los blogs.

 DONDE COMER EN AÏT BEN HADDOU

Si vais con guía seguramente al terminar la visita os lleven a comer al restaurante a donde llevan a todos los turistas. Nosotros comimos en un lugar super barato, y riquísimo. Os dejo foto del lugar. Como recomendación: ¡los tacos de pollo son muy top!

El resto del grupo, la mitad comió en el mismo lugar que nosotros y la otra mitad en el restaurante.

Al subirme al bus todos me felicitaban por haberle plantado cara a aquel hombre. Yo no buscaba felicitaciones, simplemente no me pareció justo que el guía se aprovechara de nosotros de aquella manera.

Gánate la confianza del grupo, cúrratelo, haz que nuestra visita valga la pena. Y al final incluso sacas mas propinas de las que pedías. Pero no de esas maneras, así no conseguirás nada.

Me enteré de que ningún miembro de nuestro grupo había ido con el guía y pues nadie había pagado nada. El guía se enfadó conmigo y me dijo:

-Si no querías guía, haberte ido por tu cuenta pero no hables con el grupo. Me has hecho perder todo el grupo.

Perdona Mustafá (no sé ni su nombre os dejo la foto de su jeto), pero te pregunté amablemente si podía hacerlo y me mandaste a la furgoneta. Cada uno recoge lo que siembra.

Nos fuimos de allí con un sabor agridulce. A victoria por no ser “timados”. Pero triste a la vez por tener que encontrarte gente así…

OUARZAZATE

En Ouarzazate, segunda parada en nuestra ruta, hicimos una visita fugaz, pero ésta vez sólo para sacar fotos (3min literamlente), es una ciudad que se conoce como la Puerta del Desierto. También es conocida como “El Hollywood de África“. En la ciudad hay varios estudios de cine entre los que se encuentran unos de los más grandes del mundo, los Atlas Studios. Películas como la Joya del Nilo, Asterix y Cleopatra o Los Diez Mandamientos fueron rodadas en estos estudios.

Se nos hacía tarde y nos dirigimos hacia las Gargantas del Dades. Apenas pudimos ver nada por que enseguida se hizo de noche. Sólo pudimos sentír el vaivén de la furgoneta al pasar por las carreteras serpenteantes.

Llegamos a un riad para pasar la noche. Sin calefacción (10€ por habitación, 1 grupo lo pagó pero luego no funcionaba así que les devolvieron el dinero) y la mayoría, sin enchufes en la habitación.

La cena, para variar Tajine. Todos se retiraron a descansar. Yo me quedé con Mehdi tocando un rato el Darbouka, el tipico tambor árabe de copa. La verdad que fue una gran noche a pesar del frío (-2º).

 

Mehdi tocando la Darbouka

Dia 2. Salida de Gargantas del Dades. 8.00am.

Después de dormir bajo una montaña de mantas por el frío. Nuestro anfitrión Mehdi nos sirvió un desayuno de campeones. Y enseguida nos pusimos en marcha para seguir con nuestra ruta.

Volvimos a serpentear por el valle del Dades y ésta vez nuestro chófer hizo una parada en un mirador para que pudiésemos hacer nuestras fotos.

Seguimos camino al Valle del Toldra dejando atras pueblos de barro y valles preciosos.

En Tinerhir nos esperaba otro guía. Ésta vez lo primero que hizo fue presentarse e informarnos de que él estaba incluido en la excursión, a lo que todos aplaudieron sus palabras. Su nombre, Guachit.

Nos enseñó huertos, el río, una casa bereber donde nos mostraron infinitas alfombras de varios materiales diferentes.

Luego nos dirigimos a las Gargantas del Toldrá, con una historia fascinante. Son reconocidas mundialmente por ser uno de los cañones rocosos más espectaculares.

En algunos lugares las gargantas sólo tienen 33 metros de ancho, pero cuentan con unos acantilados de más de 100 metros de altura a cada lado del río. El río se ha secado practicamente, dejando sólo la imaginación para imaginar las poderosas fuerzas de la naturaleza que una vez tallaron esta región.

Nos contó nuestro guía que no hace mucho cayó un aguacero y tuvieron que desalojar la zona ya que ¡el agua llegó a subir hasta los 6 metros!

Los acantilados de la garganta cada año atraen a muchísimos escaladores que vienen a disfrutar de su pasión.

En apenas 15 minutos lo vimos, sacamos fotos y volvimos al pueblo para comer. Lo dicho, si vas con un guía, te va a llevar hasta un restaurante, y el nuestro nos llevó incluso hasta la mesa, luego se despidió y se marchó. Comimos Tajine de nuevo.

Después de comer, compramos algo de provisiones para el camino y nos pusimos rumbo al desierto de Merzouga.

RUMBO AL DESIERTO 

Llegamos al atardecer a un hotel a pie del desierto y nos hicieron coger una sola bolsa por persona con lo necesario para llevarnos al desierto, así que nuestras mochilas y la de muchos se quedaron pasando la noche en la furgoneta.

Nos montaron en camellos y nos pusimos rumbo al desierto. Allí encontraríamos nuestro campamento.

La sensación de montar en camello no es que sea muy agradable (físicamente hablando), pero cuando te das cuenta de que estás rodeado de dunas, del desierto, se convierte en un momento mágico.

Apenas pasaron 15minutos y tuvimos que decirle a los camelleros que pararan para poder apreciar la puesta de sol. Asi que sentados todos en la chepa de los camellos pudimos ver una puesta de sol diferente, entre las dunas, sacar 4 fotos y seguir. Me pareció todo un poco a empujones… algo que le estaba quitando la magia al momento.

En cuanto llegamos al campamento, salté del camello y me puse de lleno en una misión. Escalar la duna mas alta para poder seguir viendo la puesta de sol tranquilamente.

Os diré una cosa, andar o trepar una duna no es nada fácil. Con esfuerzos, sudores y a últimas a gatas conseguí llegar para poder ver los últimos rayos de sol de aquel dia y por primera vez en el desierto.

De vuelta al campamento todos estaban metidos en sus Haimas. Que aburrido, pensé. Y me senté en medio del campamento esperando a que poco a poco salieran para poder charlar con ellos.

Al rato me di cuenta de que estaba suficientemente oscuro y les pedí a mis nuevos amigos que se tumbaran, y no hablaran, que simplemente observaran al cielo. Y se quedaron todos mudos. Infinitas millones de estrellas encima nuestro, espectacular.

Les dejé disfrutar un rato del silencio y después me fui hacia los camelleros para pedirles Darboukas o cualquier instrumento que tuviesen.

¡Y allí empezó la verdadera magia! Empecé a tocar, otros a cantar… cada uno aportaba algo y aunque fuese minimo, era especial. Podréis ver fotos espectaculares de esa noche en mi cuenta de instagram así que suígueme para no perdértelo @MundoMahalo

Mas tarde nos sirvieron la cena, ¿adivinais? ¡Tajine! ¡Qué sorpresa! La verdad es que fue bonito compartir mesa y Tajine con nuestros nuevos compañeros de viaje. después de cenar, los anfitriones nos deleitaron con música a lo que yo me uní, tocando el Darbouka, ¡por supuesto!

Dia 3. Paseo en camello

Por la mañana bien temprano nos subimos a los camellos y de vuelta al hotel. Por el camino hicimos parada y esta vez si nos dejaron bajar de los camellos para sacar fotos tranquilamente a la salida del Sol.

Llegamos al hotel y desayunamos. Después, vuelta a Marrakech la mayoría, un viaje largo con paradas para comer e ir al baño únicamente.

Nosotros nos fuimos en taxi compartido hacia Fez (lo cual también recomiendo). Suele costar unos 25€ por persona. Y la verdad vale la pena, mucho mejor que un bus. Mas rápido y más cómodo.

Y hasta aquí la aventura de Marruecos, rumbo al desierto ruta y consejos

Si has llegado hasta aquí.. ¡GRACIAS! Sé que es un post largo, y quedarse hasta el final tiene mucho mérito y estoy muy agradecida. Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido, si has ido al desierto, si te gustaria…

Me encanta leeros y comentar con vosotros

Te dejo un post antiguo sobre experiencias en Marruecos que quiza te pueda servir Marruecos de hace una década

Follow, like it, share it!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.